Las autoridades sanitarias alemanas informaron que con la muerte de cuatro personas son ya diez los fallecidos por el brote de una variante de la bacteria “E. coli Enterohemorrágica” en el país, mientras que la cifra de afectados se mantiene en alrededor de mil personas. La última víctima mortal del síndrome urémico hemolítico (SUH), que provoca este germen patógeno es una mujer de 84 años que falleció en Lauenburg, en el estado federado de Schleswig-Holstein (norte de Alemania), informó el Ministerio de Sanidad de esta región. Alemania elevó a diez la cifra total de fallecidos por el brote de una peligrosa variante de la bacteria “E. coli Enterohemorrágica”, mientras los expertos siguen sin lograr determinar con seguridad la fuente de la infección.

Las autoridades sanitarias germanas confirmaron tres nuevas víctimas mortales del síndrome urémico hemolítico (SUH) que provoca este germen patógeno: dos mujeres de edad avanzada y otra adulta, todas ellas residentes en el norte del país, donde se han producido la gran mayoría de casos Además, destacaron que aún no se ha alcanzado el punto álgido de la infección, que esperan que tenga lugar en los próximos días, por lo que instaron a la ciudadanía, especialmente en el norte del país, a extremar las medidas de higiene. “Damos por supuesto, que la cifra de enfermos graves también se elevará”, aseguró en este sentido un portavoz del Ministerio de Asuntos Sociales del estado federado de Baja Sajonia (noroeste del país), uno de los más afectados. El número agregado de afectados por esta agresiva variante del “E. coli Enterohemorrágica” ha superado ya con este brote los mil en el conjunto de Alemania, cuando el número habitual de caso anuales se sitúa en torno a los 900.

Diez muertos y mil afectados en Alemania por Síndrome Urémico Hemolítico. La causa habría sido la ingesta de pepinos españoles.

Las autoridades sanitarias alemanas anunciaron que el brote podría tener su origen en una partida de pepinos procedentes de España que se comercializaron a través del mercado central de Hamburgo, un importante centro de distribución regional, una acusación que creo preocupación en Madrid y en Bruselas. Ésta era la hipótesis inicial a la que habían llegado después de que cuatro pepinos seleccionados al azar en el citado centro logístico de Hamburgo diesen positivo en un análisis de “E. coli Enterohemorrágica”. Según los medios de comunicación locales, tres de estos pepinos procedían de España -uno de ellos de cultivo biológico- y el otro de Holanda, un extremo que nunca fue confirmado o desmentido de forma oficial. Desde entonces, las autoridades no han hecho públicos más avances en la investigación científica sobre el origen y la forma de propagación de este brote infeccioso, pero no han apuntado en ningún momento hacia Holanda. Por su parte, los agricultores alemanes, que en los últimos días se vieron obligados a destruir verduras y hortalizas por valor de unos dos millones de euros ante la imposibilidad de venderlos. Así, la Asociación Federal de Productores de Fruta y Verdura (BVEO) comenzó hoy a analizar sus productos antes de comercializarlos y a marcarlos con el indicador “Sin EHEC”, que es la denominación alemana de esta bacteria. Francia: tres casos sospechosos de intoxicación. París (Europa Press).

El Gobierno francés ha informado este sábado de tres casos de intoxicación posiblemente relacionados con la ingestión de pepinos contaminados con una bacteria que procederían de España. El comunicado conjunto de los ministerios franceses de Economía, Salud y Agricultura explica que los tres casos están “en curso de investigación” y señala que están “en línea con la epidemia de Alemania”. Suecia ha informado de 10 casos, Dinamarca ha registrado cuatro, Reino Unido tres y Países Bajos uno. El Ejecutivo comunitario ha recomendado a los ciudadanos de la UE que hayan visitado recientemente Alemania vigilen posibles síntomas, como diarreas hemorrágicas, y consulten con su médico.

Austria retira de la venta pepinos, tomates y berenjenas de España

Viena. (EFE).- En Austria se ha iniciado una operación para retirar de la venta al público pepinos, tomates y berenjenas de tiendas que adquirieron productos a dos mayoristas de verduras alemanes, quienes a su vez habían comprado productos españoles en los que se encontró la bacteria “E. coli Enterohemorrágica”. Así lo anunció la directora general de Salud Pública, Pamela Rendi-Wagner, ante el temor de un contagio de la epidemia desatada en Alemania por el brote de una variante de la citada bacteria, que en ese país ha causado ya diez muertos y cerca de un millar de afectados.

Fueron los mayoristas alemanes los que avisaron a los comerciantes austríacos e iniciaron una acción de retirada de productos, después de que las autoridades sanitarias alemanas anunciaran que el brote infeccioso tiene su origen en pepinos procedentes de España comercializados a través del mercado central de Hamburgo. El Ministerio austríaco de Sanidad ha instado a los consumidores a destruir, y de ninguna manera comer los pepinos, tomates y berenjenas procedentes de España que adquirieron en las citadas tiendas, todas especializadas en productos orgánicos y cuya lista ha sido publicada por la Agencia Austríaca para la Salud y la Seguridad Alimenticia (AGES).

Fuente: www.bbcmundo.com

Comentarios

comentarios